PABLO GONZÁLEZ CASANOVA bibliografia

PABLO GONZÁLEZ CASANOVA

BIOBIBLIOGRAFIA DE DON PABLO

por CARLOS MARTÍNEZ MARÍN

DON PABLO GONZÁLEZ CASANOVA era originario de Mérida, Yucatán, en donde nació el 29 de junio de 1889. Después de cursar sus estudios básicos en la península, fue enviado a Europa a estudiar Química en Friburgo, Alemania, en 1904, cuando contaba 15 años de edad. Sus inclinaciones literarias y por los idiomas le hicieron cambiar de carrera, por lo que abandonó las Ciencias Químicas y se dedicó a estudiar Literatura y Filología.

Como complemento hizo varios viajes de estudios por algunos países europeos; así, visitó el norte de Italia, Suiza, Portugal en donde asistió a la Universidad de Coimbra y también por Francia, estableciéndose en París en donde continuó sus estudios filológicos. 1

Después de 9 años de estancia en Europa, volvió a México en 1913, con interés de permanecer en el país una corta temporada, abrigando la esperanza de regresar nuevamente al Viejo Mundo para dar fin a sus estudios, pero los críticos acontecimientos europeos de 1914 y el estallido de la Primera Guerra Mundial, impidieron el cumplimiento de sus deseos, quedándose en México definitivamente. 2

Por entonces también el país se encontraba convulso por la guerra civil de los revolucionarios contra la dictadura de Victoriano Huerta, .guerra que se prolongaría después entre ellos por

1 El Universal, marzo 25, 1936. Memorias de la Academia Mexicana de la Lengua. . ., t. vil, 1945, p. 356. Carreño, Alberto, 1946. “Diccionario Porrúa”, 1964, p. 623. Investigaciones lingüísticas, t. IV, 1937.

2 memorias de la Academia Mexicana de la Lengua. . . Loe, cit.

X    CARLOS MARTÍNEZ MARÍN

el control de la dirección del país; sin embargo, a pesar de esas dificultades, González Casanova, aplicando su disciplina filológica, se dedicó desde entonces al estudio de las lenguas indígenas de México, en su estructura, morfología, fonética, en sus relaciones entre sí y con el castellano, llegando por ello a producirse el lingüista que fue don Pablo.

Las limitaciones de la época para esta clase de estudios y estudiosos, determinaron que sus proyectos de dedicarse íntegramente a la investigación, no se cumplieran plenamente y que tuviera que recurrir a la multiplicidad de tareas, como el magisterio y el periodismo, a pesar de las cuales, sus investigaciones empezaron a producir frutos a partir de 1920 en que empezó a publicar ensayos, artículos y reseñas en las principales revistas especializadas de su tiempo, ininterrumpidamente hasta 1935.

Como investigador, que lo fue en diversas instituciones, se dedicó al estudio de nuestras lenguas indígenas, como ha quedado dicho y también de nuestro folklore. Como maestro enseñó en la Universidad Nacional de México desde 1921, de la que también fue consejero desde que adquirió la autonomía, y en el Museo Nacional de Arqueología, desde 1925. En el periodismo ingresó.a la redacción de El Universal, diario en el que llegó a ser editorialista y director de su suplemento dominical. Desde esa tribuna produjo multitud de certeros comentarios sobre tópicos de actualidad, sobre política tanto nacional como internacional, sobre asuntos económicos y culturales, etcétera, tal como lo requiere la diversificada labor del periodismo.

Siempre con carácter académico, desempeñó varios cargos oficiales, en México y en el exterior. En 1921 fue a Sevilla, nombrado por la Secretería de Educación Pública, presidiendo la delegación mexicana a la Exposición Internacional allá celebrada.’

En 1930 fue como delegado de México al XXIV Congreso Internacional de Americanistas celebrado en Hamburgo, Alemania. Allá presentó dos ponencias y además, obedeciendo instrucciones y con la autorización del entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, propuso y pugnó por que la sede del siguiente Congreso fuera la ciudad de México; el propósito no se logró entonces porque el Congreso se celebró en La Plata, Argentina, aunque la intervención de don Pablo allanó el terre-

3 “Diccionario Porrúa”, Loc. cit. Memorias de la Academia Mexicana de la Lengua… Loc. cit.

4 Memorias de la Academia Mexicana de la Lengua… Loc. cit.

BIOBIBLIOGRAFÍA DE DON PABLO GONZÁLEZ CASANOVA XI

no para que pronto otro Congreso de Americanistas se celebrara en México, el de 1939.5

Fue también delegado mexicano al XV Congreso Internacional de Antropología y Arqueología Prehistórica.

En sus últimos años fue llamado a colaborar en la Academia Mexicana de la Lengua correspondiente de la Española, siendo elegido miembro, aunque no llegó a pronunciar discurso recepecional debido a que no hubo la oportunidad, pues no llegó a desocuparse ningún escaño. 7

Murió en la ciudad de México, el día 24 de marzo de 1936, en la plenitud de su vida, en los momentos fecundos de su carrera profesional, cuando acababa de renunciar a sus cátedras para mejor dedicarse a la investigación científica. 8

El triste suceso conmovió al mundo intelectual. En su sepelio pronunciaron oraciones Ezequiel A. Chávez a nombre de la Academia Mexicana de la Lengua; Alfredo Barrera Vázquez, también filólogo, en nombre del Museo Nacional de Arqueología y de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad; Carlos González Peña en nombre de la Redacción de El Universal y Samuel Ruiz Cabañas por sus redactores. También lo hizo Donaciano Espinosa por los trabajadores sindicalizados del Museo Nacional.

El “Abate” González Casanova, como le decían sus compañeros de redacción periodística, fue catedrático de la Universidad Nacional, del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía; investigador en ambas instituciones, lo había sido también en la Dirección de Antropología de la Secretaría de Agricultura, instituciones en las que produjo obra fecunda, a pesar de que le tocó trabajar en épocas difíciles en las que la incomprensión a veces, o la falta de oportunidades en otras, no impidieron la plena realización de su vocación y su “dedicación heroica”. 1°

En la bibliografía de González Casanova, complementaria de este trabajo, hemos logrado reunir 36 títulos interesantes exclu-

5 Boletín del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, t. ni, $8 época, 1932, pp. 83-84.

6 Memorias de la Academia Mexicana de la Lengua. . . Loe. cit.

7 “Anuario de la Academia Mexicana de la Lengua, correspondiente de la Española”, 1964.

El Universal, marzo 26, 1936.

9 Ibídem.

» González Peña, Carlos, El Universal, marzo 26, 1936.

CUENTOS INDÍGENAS

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

(Esta es una Parte)

Los comentarios están cerrados.